Nota-balance del encuentro entre representantes de ANTAI y una delegación del Partido Popular de Castilla la Mancha

ANTAi ha priorizado celebrar reuniones con representantes políticos con responsabilidades en materia de pesca fluvial. El Partido Popular de Castilla -La Mancha (PPCLM) tiene una línea de trabajo para el impulso a los recursos turísticos de esta Región, y dentro de esta área, lógicamente está la pesca fluvial. Lo anterior es lo que ha justificado esta reunión donde participaron 6 personas:  el Presidente y el Secretario Técnico de ANTAi por parte, y por la parte de la delegación del Partido Popular, María Roldán (Diputada de las Cortes Regionales de Castilla-La Mancha), Ana Cantarero (Diputada en Diputación Provincial de Cuenca) y Armentario López (vicesecretaria de cultura, turismo, medio ambiente y sostenibilidad). Javier Salmerón participó en su doble calidad  de Vicepresidente de ANTAi y Secretario del área de Medio Ambiente del PPCLM.

Desde ANTAi se aportaron acciones y políticas que, debidamente adaptadas a la situación concreta de cada Comarca castellano-manchega darían resultados de inmediato en materia de pesca fluvial, vista la situación actual en la Región. El impulso a la pesca a través de un plan de dinamización turística regional es una vía muy eficaz si se aplican las acciones pertinentes.

Las líneas de trabajo propuestas por ANTAi durante esta reunión fueron:

-reconocer el valor socioeconómico de los cotos intensivos de pesca y concretamente su aporte de valor social para los pescadores más veteranos.  Los anti-pesca  son muy contrarios a este tipo de cotos debido a que son magníficos escenarios para crear cantera de nuevos pescadores . Los niños descubren fácilmente y de forma autónoma su interés por la pesca ( guiados por sus progenitores,  familiares o amigos)  y ello crea la base del futuro colectivo pescador. Por otra parte, el “Carpfishing” en embalses de la Región tiene mucho atractivo para los pescadores y ha crecido en los últimos años, lo que demuestra que la pesca no es una actividad en extinción por falta de aficionados. El gran descenso en el número de jornadas de pesca se debe en buena parte a la dejadez de muchas  autoridades por esta actividad.

-ratificar como objetivo que se detenga la cascada de prohibiciones y restricciones injustificadas de clara base ideológica contra la pesca fluvial. Hay que recuperar como indicador el número de permisos de pesca demandados por los ciudadanos en los cotos de salmónidos y el número de jornadas disfrutadas en aguas trucheras. La política (seguida por más de una CCAA, no solo CLM)  de “repartir licencias de pesca gratis o casi gratis” es inaceptable porque el auténtico objetivo que tienen es ocultar, o parchear, lo irreversible de la actual situación:  la traumática bajada del número de permisos de pesca  y de jornadas de pesca disfrutadas en áreas de gran potencial turístico durante los últimos 10 años. No es todo es un problema sociológico , ello lo demuestra que EEUU mantiene un numero de pescadores constante durante la última década : 40 millones de licencias de pesca.

-reconducir la situación de los Consejos de Pesca, que padecen una grave alteración en la representatividad de los grupos sociales y colectivos interesados que deberían estar presentes en estas reuniones y que no lo están. Hay una sobre-representación de elementos anti-pesca que perturba totalmente la función que la Ley de Pesca les otorga a los consejos. ANTAi aboga por la participación de asociaciones de empresarios hosteleros y negocios que aún resisten en el medio rural con sus negocios para que se involucren en la explotación turística de la pesca.  Los permisos de pesca en cotos pueden ser parte de su oferta turística y ello puede relanzar su actividad. Castilla y León ya ha iniciado una experiencia en este sentido y la ha llevado a su Ley y Reglamento.

-Las piscifactorías castellano-manchegas de trucha arcoiris son un activo que hay que defender. Estas son instalaciones que aún se mantienen en el Centro de España con una producción de trucha arcoíris insustituible por la calidad de su producción alimentaria, sencillamente. Los cotos intensivos de pesca son un elemento clave para impulsar el emergente mercado del pez deportivo (trucha arcoíris monosexo estéril) que estas instalaciones comercializan para pesca recreativa en diferentes CCAA (Aragón, Extremadura, Castilla y León, Madrid, …) . Estas instalaciones necesitan lógicamente, seguridad jurídica y predictibilidad de que no se van a cambiar traumáticamente las “reglas de juego” como el posible cierre de cotos intensivos de trucha arco iris. Es inaceptable que con el ínfimo nº de km. ocupado por estos cotos y la muy baja calidad ambiental de las aguas donde se ubican estos cotos haya “agentes ideológicos” con gran influencia entre las autoridades competentes que soliciten cerrar estos cotos y que a fecha de hoy tienen su concesiones concedidas.

-No está claro que la reforma de la Ley de Pesca de CLM sea la solución de nada. El problema de la vigente Ley es que no se cumple en su mandato central: fomento de la pesca fluvial compatible con la conservación del medio acuático. Desde ANTAi hay una gran decepción en lo relativo a la generación de múltiples planes y documentos de diagnóstico de la situación que paralizan acciones de fomento de la pesca y que tienden a la inacción y la prohibición como principios rectores supremos. El “principio de precaución” por encima de la Ley de Pesca, inaceptable.

-Es inadmisible que en ningún territorio de la región se admita siquiera un mínimo debate sobre un controlado aprovechamiento del cangrejo señal. Se ha demostrado que en CCAA colindantes, la autorización de su pesca, debidamente regulada y limitada a determinados tramos, arroja unos demoledores resultados positivos. Este debate es vetado por los elementos anti-pesca. CLM lleva 40 años de política de “no pesca del cangrejo señal” esperando a que el cangrejo autóctono se recupere y el resultado de esta política en términos de pesca fluvial es muy negativo para la Región.

La delegación de representantes del Partido Popular entendió y compartió gran parte de las propuestas de ANTAi, la problemática y los obstáculos con que se encuentra la pesca fluvial en los cotos intensivos. La posición del PPCLM  respecto a la política de reducir al mínimo la actividad humana en el medio rural como mejor receta para conservar la naturaleza es clara: agricultores, cazadores, pescadores y ganaderos son la parte más importante de la “ecuación” a aplicar y que debe lograr los objetivos en los que todos coincidimos en relación a biodiversidad y desarrollo rural.

Finalmente, las partes quedaron emplazadas a próximos encuentros con un contenido más avanzado en lo relativo al plan de impulso turístico Regional.