Nota-balance de la reunión con el Director General de Biodiversidad y M. Natural de Castilla la Mancha

Representantes de 3 miembros de ANTAi coordinados a través del  Secretario Técnico de la propia ANTAi  (Jesus Soriano)  acudieron el pasado 9 de febrero a la sede de la Dirección Gral. de Biodiversidad y Medio Natural.

La reunión con el Director General de Biodiversidad y Medio Natural (Félix Romero) fue posible por la mediación de la Delegación Territorial de Guadalajara que instó a Félix Romero a atender personalmente las solicitudes de los cotos intensivos de dicha provincia.  Las organizaciones miembros de ANTAi representadas finalmente en esta reunión fueron el Club deportivo de pesca La Tajera, la Sociedad de pescadores del Rio Sorbe y el Centro de acuicultura de Cien-fuentes.

Félix Romero estuvo acompañado de la Jefe de Servicio regional de caza y pesca y por un técnico de dicho Servicio Central.  Indicó que si en la región se autorizan sueltas de perdices para cotos intensivos de caza, hay evidentes homologías para el caso de las sueltas de trucha arco iris.

El secretario de ANTAi aportó criterios y justificaciones jurídicas, socioeconómicas y ambientales para que cese el asedio a los cotos intensivos buscando su cierre. Se solicitó que los cotos intensivos de Guadalajara  puedan ofertar permisos en Marzo y en Octubre debido a que no hay impactos relevantes sobre la trucha común, y los leves que pudiera haber son reversibles.

ANTAi abogó por aplicar un mínimo balance y ponderación entre los 3 aspectos del desarrollo sostenible: social , económico y ambiental en el caso de los cotos intensivos. Esto no se ha hecho mínimamente durante los últimos años.

No hay diálogo entre la técnico de pesca de Guadalajara, los técnicos servicios centrales de pesca y las asociaciones concesionarias de los cotos. Hay comunicaciones oficiales y esta situación es negativa para colaborar en objetivos comunes.

La catalogación legal de los tramos donde se ubican los cotos intensivos como no degradados impide aceptar automáticamente esta petición. Desde ANTAi se justificaron razones jurídicas y no jurídicas por las cuales es obvio que esta catalogación es errónea y que están buscado desde hace años desalojar los cotos intensivos de la provincia.

El único punto de coincidencia es que los limites de los cotos intensivos no se pueden modificar ni trasladar y ello siempre limitará la oferta. La Ley de PNatural y B. de 2007 y su reforma de 2018 lo prohíbe.  Por tanto los miles de permisos de pesca que oferta la provincia en los cotos intensivos solo pueden ofrecerse en estas aguas.

El secretario técnico de ANTAi entregó al Director General un informe técnico y jurídico para demostrar la viabilidad de la apertura en los dos meses citados.

Felix Romero indicó que la seguridad e idoneidad de los cotos intensivos en sus ubicaciones tendría un impulso si se certificara la cadena de suministro de trucha desde la piscifactoría hasta los lugares de suelta. Esta certificación se llevaría a cabo contra un estándar de gestión responsable de marca autonómica.

Los cotos indicaron que están lógicamente dispuestos a colaborar con los estudios biológicos que se hagan en la concesión de sus aguas. Ello demostrará que no son aguas con poblaciones de trucha común sino que ocasionalmente hay ejemplares de trucha común que por diferentes motivos aparecen raramente en sus aguas. El lugar concreto y la época, es lo que influye totalmente en la posibilidad remota de capturar una trucha común.

Finalmente, las partes quedaron emplazadas a próximas acciones con un contenido más avanzado en lo relativo a la catalogación como aguas degradadas donde actualmente se ubican los cotos intensivos.

A día de hoy, 13 de marzo, aún no hemos recibido contestación por parte de la Consejería, sobre la petición hecha.